¿Y la salud mental de Fontevecchia?

Publicado: noviembre 29, 2010 en OPERACIONES POLITICAS, PERIODISMO, POLITICA-CRISTINA
Etiquetas:

El diarioPerfil no tiene demasiada incidencia debido a su escasa tirada y peor venta. Apenas puede ser potenciado en algo a traves de la revista, pero de todos modos su influencia es menor comparada con los grandes monopolios de la comunicación. No obstante si el análisis se hace desde el aporte que puede hacer precisamente a esos conglomerados mediáticos, podríamos decir que suma,  acompaña, pone su granito de arena. Como he señalado en alguna otra ocasión, se trata de uno de los medios “satélites” que juega para el gran jefe, el gran patrón.

Esta noche, en su edición on line, Perfil publica un anticipo de lo que mañana será una noticia importante, puesta en el debido contexto: el portal alternativo Wiki Leaks difundió una cantidad exhorbitante de documentación secreta y reservada del Departamento de Estado que podría poner en aprietos al gobierno norteamericano.

Es sabido, aun por los más neófitos en el tema, que el estado norteamericano tiene como política oficial realizar tareas de espionaje permanentes sobre los más diversos escenarios internacionales. Esos trabajos han sido, y siguen siendo, enfocados sobre las personas que dirigen los destinos de numerosos países, amigos, neutrales y enemigos, no importa qué ranking o escala compartan. La trascendencia de la informacion que ha filtrado Wiki Leaks y que aparentemente podría tomar un estado público general a partir de mañana lunes trasciende claramente el nombre de los personajes publicos sobre los que han recaído las tareas de inteligencia. En todo caso, ellos son las victimas de un comportamiento historico de los diferentes gobiernos norteamericanos a lo largo de más de 100 años de historia. El hecho central es la permanente injerencia estadounidense en los asuntos internos de otros estados, algo que siempre denuncia cuando es puesto en práctica por otros países pero que para ellos forma parte de una verdadera política de estado.

En el anticipo de la información, aparecen los nombres de jefes de estado de las principales potencias internacionales como Angela Merkel o Vladimir Putin para mencioanr solo dos pesos pesados que sufrieron los embates de la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad.

Perfil, al publicar el anticipo de esta noticia, no repara en la gravedad institucional que por si mismo posee el hecho que esta a punto de ser denunciado pese a los intentos de la Casa Blanca para que no ocurra, sino en  los nombres de las víctimas. En este marco, y aquí está el nudo central de este post, ¿imaginan de qué manera tituló en su portal on line esta información?

En el cuerpo de la información, verán que lo que se anticipa en el título no tioene mayor ampliación ni desarrollo que los otros datos que allí se presentan. Pero ocurre que, para la estrategia mediática de Fontevecchia, hacerlo de ese modo es absolutamente funcional a los intereses de sus jefes.

Para comprobar que no se trata de una excepción, los invito a recorrer los títulos de las ediciones del diario Perfil de este fin de semana para comprobar que es una práctica permanente: tomar la parte por el todo para poder satisfacer sus propios intereses a como de lugar.

Habrá que estar atento para encontrarnos, en las proximas horas, con una replica excacerbada de esta noticia, enfocada tal como lo hace Perfil, en las páginas y pantallas de los medios hegemónicos.

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Si se actualiza la historia clínica de Fontevecchia hay un aumento en el deterioro de su salud.
    Impecable. Marcelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s