Archivos de la categoría ‘Intereses contrapuestos’

Las repercusiones en torno de la difusión de los documentos reservados del gobierno norteamericano continuarán durante algunos días más. Quizás un par de semanas hasta que otro episodio resonante (que no trascendente por cierto) lo desplace a un segundo lugar.

Cada país continuará utilizando la información parcialmente difundida en función de sus propios intereses, sean los del gobierno de turno o contra este. Cada cable otrora secreto tendrá algún tipo de utilidad que le permitirá algún grado de espectacularidad transitorio por cierto.

Mientras tanto, no se ha podido observar hasta ahora ningún análisis que atine a echar un poco de luz sobre este episodio que, a medida que corren las horas, va mostrando sus lados más oscuros y que no por casualidad hasta ahora no han sido profundizados por los medios de comunicación en general.

Llama la atención, en primer lugar, la “coordinación” existente entre Wiki Leaks y el grupo de 5 diarios (cuatro de ellos europeos) para dar a conocer la información. Lo charlábamos anoche con Graciela, amiga y seguidora profunda de los temas relacionados con los medios de comunicación, y lo aborda de manera inteligente hoy el español Pascual Serrano en su artículo publicado en El Periódico de Catalunya. Recomiendo leerlo para observar cómo hace centro en la “cartelización“ de los medios a los que Wiki Leaks les proveyó el material y de qué manera estamos a merced de sus propias decisiones en materia de difusión, ya que solo podremos ver lo que ellos cinco decidan publicar.

En este sentido no son un dato menor las consultas que mantuvieron el New York Times y el Departamento de Estado, presuntamente para deliberar en torno de cuáles documentos “convenía” publicar y cuáles no, de qué manera abordarlos y los momentos en los que se debería concretar la publicación. ¿Cómo se comprende que el perjudicado y el perjudicador negocien semejante trato? ¿Acaso no nos están diciendo que la publicación de ese material constituye un golpe tremendo a la diplomacia norteamericana? A partir de ese planteo, ¿no hubiera sido más lógico que el Departamento de Estado hubiera evitado a toda costa la publicación de ninguno de esos documentos? Y como muy bien plantea Serrano en su artículo ¿Por qué ninguno de ellos está disponible en el portal de Wiki Leaks siendo que esa organización fue la que los “ventiló”?

El otro punto que hasta ahora no ha sido tomado en cuenta, tiene que ver con la elección de los medios a los que se les entregó el material y el contexto en el que ello ocurre. Desde luego, Julian Assange hace una valoración subjetiva respecto de esos medios a los que elije como “difusores” de información aparentemente sensible. Es tan subjetiva que puesto un grupo de periodistas y lectores de medios a discernir respecto de cuáles medios gozan de mayor o menor prestigio, las listas que surgirían serían bien disímiles entre sí. Lo que no debe ser pasado por alto es el momento elegido para el golpe: la crisis financiera que golpea de manera brutal a importantes economías europeas, los salvatajes bancarios que lanzaron los organismos de crédito internacionales y las crecientes y cada vez más violentas protestas que llevan adelante millones de europeos, directos afectados tanto por la crisis cuanto por las soluciones a las que se echa mano. Mientras Francia, Gran Bretaña, Grecia e Irlanda se precipitan por el tobogán de la debacle económica y social, España y Portugal penden de un hilo cada vez más delgado. Europa industrial, Europa fortaleza económica y financiera ve cómo arden en la hoguera de sus propias vanidades las bondades las bases del capitalismo más excelso que generó la ilusión de la bonanza sin límites. ¿Podemos pensar entonces que la publicación coordinada y parcial de los documentos busca, entre otros objetivos, eclipsar al menos por un instante, el estallido que hoy sacude al viejo continente?

Un tercer elemento ausente hasta ahora en los análisis es el cruzamiento de datos que tocan intereses contrapuestos y que generan escenarios más que conflictivos en el contenido de los cables difundidos hace un par de días. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, los vínculos del gobierno chino con Corea del Norte, el estado de guerra nunca concluido entre ésta y Corea del Sur, Rusia y su poderío económico y político en tanto proveedor mayoritario de gas al centro del continente europeo, Iran, su proyecto nuclear y los lazos con la Venezuela de Hugo Chávez, los cables que hablan de los presuntos reclamos a gobiernos sudamericanos (entre ellos el argentino) para aislar al gobierno venezolano y a la Bolivia de Evo Morales, todos países cruzados por la matriz energética no renovable y la lista sigue casi de modo interminable. Es cierto que solo tenemos a la vista una porción minúscula de los documentos en poder de Wiki Leaks y el cártel de medios que los difunde con cuentagotas. Pero mirada con detenimiento, esa pequeña porción nos permite trazar un mapa donde los intereses en juego se vinculan entre sí, a veces de manera clara y evidente. ¿Nos habilita esto a pensar en una suerte de operación, de jugada previamente elaborada y de la que Wiki Leaks forma parte de manera para nada inocente?

Hasta ahora no he visto en ningún medio una aproximación a estas alternativas que no pueden ser tomadas como exageradas o producto de una mente afiebrada, si se observa quiénes son sus protagonistas. Un poco más de tiempo para seguir mirando la evolución de este episodio no está de más siendo que las cosas van cambiando con bastante celeridad en este nuevo escenario planteado por apenas un país, un periodista que emplea la red para su promoción y cinco grandes diarios que controlan buena parte de la información mundial. No es poca cosa, no?

Es muy interesante mirar hoy los títulos de algunos diarios y sus correlatos en los sitios on line, para ver claramente cómo, en una especie de vuelta de tuerca a las posturas intolerantes, dejan al descubierto sus miradas nostálgicas de épocas pretéritas.Está claro (por lo menos para mi) hacia adonde apunta sus dardos disparaqdos desde páginas (de papel y de internet), y medios radioeléctricos. Y es, en definitiva, el sustrato de lo que pretenden que se aplique en el más que deseado (por ellos) cambio de gobierno a partir de diciembre de 2011.

Por ejemplo, estan que trinan por las rateadas masivas organizadas por algunos chicos a traves de Facebook. Y más bronca les da que haya un ministro que sostiene que no habrá sanciones y que no hay que entender este acto como una “rebelión masiva”. Alli estan por ejemplo en La Nación “especialistas en educación” consultados por el diario para que nos digan cómo detener las rateadas masivas por Facebook. Lo que en realidad molesta y preocupa es que haya chicos que se organicen por su cuenta, aunque sea para una rateada. Impresentable. (Para leer la nota hacer click ACA )

Tras la aprobación en diputados de varias modificaciones a las leyes laborales, que procuran reponer en vigencia numerosos beneficios suprimidos desde la época de la dictadura militar, salieron a llover las críticas. Infobae.com publicó esta tarde la postura de la UIA con un título que no deja lugar a ninguna duda respecto de su histórica postura en contra de los trabajadores. (Para leer la noticia hacer click ACA )

Y Mauricio sigue siendo el personaje a cuidar por parte no solo del rejunte opositor sino de los medios concentrados y monopólicos. El título de tapa de Pagina 12 de hoy denuncia que el gobierno proteño le alquiló el teatro San Martín al empresario Andres von Buch para que festeje su cumpleaños número 65. Una barbaridad, una aberración de la más rancia estirpe menemista. Pues bien: ningun medio gráfico replicó la denuncia, que quedó relegada solo a la publicación que hizo Página, como así tampoco tuvo eco en los noticieros de la televisión por cable, salvo claro está la televisión pública.

Todo cierra, todo tiene que ver. Y, al mismo tiempo, nada es casual.

Por segundo dia consecutivo Clarin elimina de su portada los presuntos negociados y coimas con Venezuela, y después de mucho tiempo pone como título central (en una edición dominical, nada menos!) una informacion internacional: la crisis financiera en Grecia y el plan con el que se pretende “rescatar” a ese país de la debacle. Hasta River vuelve a ocupar un espacio importante en la tapa de un diario por ganarle 3 a 0 a Racing.

Esta llamativa laxitud de la portada de Clarin se da en un día en el que Miradas al Sur publica un demoledor documento (uno más) sobre los estrechos vínculos del grupo con la última dictaura militar. Fotos, textos, archivos, publicaciones y testimonios de una alianza sangrienta que pone en jaque cada vez más ostensiblemente al monopolio de la corneta. No es casualidad.

Y otro tanto ocurre con La Nación, que tampoco vuelve a la carga con el tema Venezuela, lo cual en conjunto va demostrando que, como dice el dicho, la mentira tiene patas cortas. En cambio, porque no es que haya abandonado su pelea con el gobierno, le dedica la porción central de su primera plana a una arenga del cardenal Bergoglio llamando a votar contra la corrupción. Raro el discurso del cura con bonete ¿no? porque, que yo sepa, las elecciones no son hasta el 2011. Parece que ya está en campaña el hombre, preocupado quizas porque ve como a su principal aliado, Mauricio Macri, se le van quemando las naves de forma inevitable.

Hablando de macri, la tapa de Pagina 12 anticipa un extenso reportaje a Sergio Burnstein en el que va destruyendo uno a uno las argumentaciones de Macri en torno del affaire de las escuchas ilegales y el espionaje en el gobierno de la ciudad. Una duda que me queda a propósito de este tema: si las escuchas telefónicas son ilegales a menos que sean ordenadas por un juez en el marco de una causa, ¿porqué el papa de Mauri, Franco Macri, quien contrató a una empresa privada para que hiciera escuchas telefónicas sobre su yerno no está procesado si cometió un delito? Cuestión curiosa que no ha sido abordada hasta ahora por ningún medio ni por ningún juez.

Un mosaico interesante de tapas para este  domingo, luego de algunos fines de semana en los que los medios monopólicos saturaron a sus lectores con operaciones políticas variopintas y para todos los gustos.

Para el final una reflexión. La crisis financiera de Grecia arrasa con el país todo y amenaza con contagiar de modo irreversible a España, Portugal e Irlanda. Para “salvarlos” se vuelven a aplicar las mismas recetas cuyos efectos fueron sufridos, entre otros países, por el nuestro con la crisis de 2001. Las consecuencias pueden ser vistas en tiempo real por los canales de televisión y llenan las páginas de diarios y revistas, como para que nadie tenga chance de decir que no lo vio ni lo leyó. Ricardo Kirschbaun, Marcelo Bonelli, Eduardo van der Koy, Julio Blank, Joaquín Morales Solá, Carlos Pagni, Adrian Ventura, Mariano Grondona, Marcelo Longobardi, Edgardo Alfano (y siguen las firmas…) siguen proponiendo que la Argentina “debe retornar al mundo” mientras el modelo que defienden se cae inexorablemente a pedazos y, con ese reclamo, queda una vez más al descubierto para quien juegan, más allá de los que les pagan sus suculentos salarios.

Pero el que mejor lo explica, es Alfredo Zaiat en su columna económica de hoy en Página 12. (Para leerla hace click ACA).  Es una bocanada de aire fresco su lectura. Y quizas el mejor antídoto para los desvaríos que se siguen publicando, como el que aparece hoy en Clarin bajo el título de “Argentina, mal preparada para enfrentar la crisis”. Lo de Zaiat, altamente recomendable para despues de repasar lo anterior. El resto, para envolver las sobras de los tallarines del mediodía.

Esta noche en el portal inforamtivo INFOBAE y en el sitio online de Clarin se anticipan algunos datos contenidos en el último informe del Fondo Monetario Internacional sobre las perspectivas económicas para América latina y el Caribe.

Estos dos sitios plantean un ejercicio interesante de recorte informativo para, en el caso de INFOBAE, ser fiel vocero de los postulados fondomonetaristas y, en el  de Clarín, para profundizar su enfrentamiento con el gobierno.

Mientras INFOBAE titula “EL FMI recomienda a la Argentina que acepte su auditoría para acceder a los mercados”, Clarín dice que el FMI proyecta para la Argentina un déficit fiscal del 3,5 por ciento “mientras el gobierno sostiene que habrá superávit”.

Una lectura detenida del informe revela dos cosas. Primero, que el FMI no hace referencia taxativa a la Argentina en relación con la pretendida auditoría, tal como señala INFOBAE. Y segundo, que no hay tampoco una proyección individual para cada país respecto de sus balanzas de pagos, sino proyecciones en términos de continente. Lejos de plantear un déficit, el informe habla de la fuerte recuperación de un grupo de países, entre los que esta la Argentina, por su condicion de exportadores de materias primas.

El informe del FMI habla también de la inflación y la explica en términos macroeconómicos al sostener que esta impulsada por los aumentos en los precios de los combustibles además de los valores de los comodities. La ubica en un promedio cercano al 9,5 por ciento anual en el caso de la Argentina.

INFOBAE al mencionar la cuestión de la inflación, dice que el FMI adivirtió sobre la brecha entre esa medición y la que realizan consultoras privadas. SIn embargo, de la lectura del documento tampOco surge tal advertencia.

Es un tema para tener en cuenta porque , seguramente, será un título que aparecerá en la tapa de varios diarios de mañana con grandes caracteres. Y si hacemos la proyección respecto de cómo se planta esta información en los portales, no hay indicios para suponer que habrá una corrección o una lectura más honesta de su contenido.

Como siempre, los links de las publicaciones y del informe del FMI, este último para quien tenga la paciencia oriental de leerlo con detalle. (Yo lo hice y estoy exhausto!)

INFOBAE: http://www.infobae.com/economia/514656-101275-0-El-FMI-recomendo-la-Argentina-que-acepte-su-auditoria-facilitar-acceso-los-mercados

CLARIN: http://www.clarin.com/diario/2010/05/04/um/m-02191308.htm

INFORME DEL FMI: http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/reo/2010/whd/wreo0510s.pdf

Suele ocurrir que algunos de los temas que los diarios publican en sus ediciones de fin de semana, en particular la de los días domingo, tenga luego una especie de repercusión o seguimiento durante la semana. Por ejemplo, muchas entrevistas a personajes de primer nivel suelen dar de comer al resto de los medios los días subsiguientes, hasta que aparece otra cosa que desvía la atención. Del mismo modo ocurre con informes, investigaciones o denuncias.

Pero claro, dependerá del medio que publique la novedad y de los intereses que esa novedad afecte, para que esta sea o no replicada en los demás medios, tanto gráficos cuanto radioeléctricos. Lo vive en carne propia por estos días Miradas al Sur el diario dominical que desde hace casi dos años salió para hacerse de un lugar en el mercado de los lectores de diarios.

En su última edición, Miradas publicó una investigación -que fue su titulo de tapa- que dejó al descubierto las manipulaciones que el grupo Clarín realiza en sus encuestas mediante la contratación de una agencia de comunicación que hace una especie de “tarea sucia” para direccionar los votos en esas encuestas hacia un resultado predeterminado así como el envío masivo de comentarios adversos al gobierno (o a todo aquello que este cerca de el) en los sitios online de los diarios y hasta con mensajes telefónicos a programas de radio.

Hasta hoy, jueves, no hubo ni un solo comentario acerca de esta denuncia en ningún medio gráfico ni radioeléctrico de alcance nacional, con la sola excepción del programa “6,7,8” en su emisión del lunes por la noche en Canal 7. Un silencio absoluto en torno de esa denuncia, publicada por un diario que sale solo los domingos y que apenas araña un porcentaje exiguo de las ventas que logran los dos principales diarios del país como Clarín y La Nación, con lo que su capacidad de llegada a la opinión pública es sumamente escasa.

Y este es el elemento que potencian los demás diarios. Al tratarse de una denuncia publicada por un diario de poco alcance (digamos aquí que esa poca llegada está promovida también por los monopolios informativos que boicotean su distribución y exhibición en puestos de diarios), la estrategia aplicada es ignorar su trascendencia o importancia. Evitando su repercusión, aunque sea para una tibia o falaz desmentida, se logra anular la posibilidad de mayor llegada o alcance.

Algo parecido pasa cada vez que Miradas o Página 12 publican información en torno de los graves problemas por los que atraviesa la administración de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires. Las escuchas telefónicas, la policía metropolitana, denuncias por sobreprecios en compras de vehículos, falta de atención a indigentes que viven y duermen en las calles, las patotas que desalojan con métodos dictatoriales a quienes viven debajo de puentes o autopistas. No solo no son replicadas por los demás diarios, sino que estos tampoco publican por iniciativa propia informaciones relacionadas con estos temas.

En sentido inverso, cuando alguno de los dos diarios de mayor tirada publica alguna denuncia o informe en contra del gobierno de turno, ya sea apuntando directa o indirectamente a el, el otro se suma inmediatamente para generar un mayor rebote, una mejor exposición del tema y, por supuesto, marcar la agenda periodística que dominará la semana.  Ejemplos sobran.

Link a la nota de Miradas al Sur: http://www.elargentino.com/nota-87999-medios-123-La-agencia-de-comunicacion-que-hace-el-trabajo-sucio-para-Clarin.html

Intentaremos en esta ocasión analizar un clarísimo caso de ocultamiento informativo sobre un tema económico de crucial importancia y que demuestra cómo la mayoría de los medios de circulación nacional responden a los mismos intereses. Esa especie de “obediencia debida” pone sobre la mesa del debate, una vez más por si hacía falta, que la ley de servicios de comunicación audiovisual es una necesidad imperiosa para comenzar a quebrar el silencio corporativo que los grandes medios imponen sobre temas que tienen que ver con la vida cotidiana de la gente, aunque muchos crean que no es así.

Nos referimos al proyecto de ley de reforma del sistema financiero presentado por un grupo de diputados de centroizquierda encabezado por el diputado Carlos Heller que, básicamente, busca reformular la actual Ley de Entidades  Financieras que data de la época de la dictadura militar, cuando Martínez de Hoz era ministro plenipotenciario de economía.

Sintéticamente, lo que propone la reforma es invertir los roles del sistema bancario y ponerlo al servicio de la producción nacional y de la población en general, facilitando el acceso al crédito productivo,   intensificar los roles para evitar maniobras especulativas en el mercado financiero y promover medidas que apunten a tornar más transparente esa nebulosa que para el común de la gente es el mercado bancario y financiero.

Solo 3 diarios,  Págiona12, Miradas al Sur y BAE se hicieron eco del proyecto para destacar las virtudes que posee y los resultados benéficos que su aplicación provocaría en el sector productivo del país si se llegara a aprobar. El resto de los diarios, medios especializados, portales de internet habló del mismo tema pero para ponerlo en tela de juicio, criticarlo y hasta calificarlo de innecesario. Obraron exactamente igual que en el caso de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, apoyando en masa una ley de la dictadura.

No objeto el derecho que esos medios tienen de opinar en el sentido que consideren pertinente. Lo que pretendo significar es cómo ese conjunto de medios que constituye una “mayoría calificada” (porque hay que sumarles sus medios satélites en el interior del país) salieron a hacer una defensa cerrada del actual sistema financiero criticandolo y hasta recortando los alcances del proyecto de ley presentado ante el parlamento. Este accionar en bloque demuestra claramente a cuáles intereses responde y cómo, a partir de esa maniobra, logra tener un grado de influencia sobre la opinión pública para convencerla de que esa iniciativa es innecesaria o perjudicial, por supuesto que haciéndolo desde los intereses que defienden porque, a su vez, son los que los sostiene.

La ausencia de diversidad de voces para la propalación informativa propende, inexorablemente a la masificación y uniformidad discursiva, eliminando cualquier atisbo de pluralidad a la hora de acceder a diferentes puntos de vista que le permitan al lector formarse su propia opinión, su particular punto de vista. Y con este ejemplo, queda también demostrado porqué se empecinan en evitar que entre en vigencia la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Ahorrenme el “copy-paste” de los links como en casos anteriores y, en cambio, les propongo algo tan simple como hacer una búsqueda rápida por Google para corroborar lo que acabo de postear. Entren a cualquiera de los medios que habitualmente leen, e incluso a otros no tan masivos como http://www.fortunaweb.com (de Editorial Perfil) o a algunos de los más importantes del interior de l país y obtendrán la prueba más irrefutable de lo que aquí expongo.

Esta noche los sitios en Internet de El Argentino y Perfil publican un comunicado del embajador argentino en EE.UU., Héctor Timmerman en el que denuncia que los diarios Clarin y La Nación publicaron información tergiversada en torno de la supuesta polémica entre la Argentina y el FMI  para impulsar una revision técnica el INDEC por parte del organismo  multilateral de crédito.

Mientras El Argentino titula “Denuncian operaciones de Clarín y La Nación”, Perfil encabeza la noticia con “Timmerman acusó a Clarín y La Nación de publicar información falsa. El desarrollo de la información difiere en cuanto a la extensión, ya que Perfil omite algunos detalles que sí publica El Argentino.

Obviamente, los portales de los diarios aludidos no publican una sola línea del comunicado de Timmerman. No solo porque son los acusados sino porque el diplomático abunda sobremanera en detalles muy difíciles de  refutar por parte de los columnistas de ambos diarios, como podrán ver haciendo click en los links que están más abajo.

¿Habrá en sus ediciones de papel de mañana alguna referencia a esta cuestión? ¿U optarán como hacen en estos casos por el silencio como política editorial?

ElArgentino: http://www.elargentino.com/nota-88221-Denuncian-operaciones-de-Clarin-y-La-Nacion.html

Perfil: http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/26/noticia_0030.html

BINGO 1: NINGUNO DE LOS DOS DIARIOS PUBLICA UNA SOLA LINEA DEL COMUNICADO DE TIMMERMAN EN SUS EDICIONES DE PAPEL

Hoy Clarin pone en su portada una denuncia del Consejo Superior de Eseñanza Católica según la cual 300 mil alumnos de escuelas gestionadas por ese culto religioso dejarían de percibir la Asignación Universal por Hijo, ya que está dirigida a quienes presenten certificados de escolaridad expedidos solo por escuelas públicas.

El rector de ese organismo argumenta que es un acto de discriminación, porque se trata de chicos de familias de escasos recursos que pagan una cuota a veces menor que la cooperadora de una escuela pública y en muchos casos reciben becas.

Asociado a ese título se puede ver otro  que sostiene que la inflación “se comió” en cuatro meses el poder adquisitivo de esa asignación.

Apenas un rato después de escribir y publicar este post, recibo un comentario del colega Ricardo Moura (del blog OPIBLOG, cuyo link  para visitarlo encontrarán al pie de esta página) en el que me confirma que la Asignación Universal por Hijo es recibida también por los alumnos de colegios privados de gestión pública, religiosos o no, como los que están agrupados mayoritariamente en el Consudec.

En su aporte, Ricardo agrega: “El decreto dispone que “desde los cinco años de edad y hasta los 18 años, deberá acreditarse además la concurrencia de los menores obligatoriamente a establecimientos educativos públicos”.
Considerando que en Argentina el sistema educativo formal es único y se encuentra en manos del Estado, todos los establecimientos educativos imparten educación pública, encontrándose la gestión administrativa de los institutos dividida entre dos sectores: la gestión estatal y la gestión privada”.

Por otra parte, Página 12 de hoy, en sus páginas interiores denuncia una nueva medida del ministerio de educación porteño, que ordena excluir determinados libros de las listas de lectura de las escuelas que dependen de la cartera educativa de la ciudad. Además incluiría a las escuelas privadas en el plan, financiado con dineros públicos, bajo el argumento de que “la educación es una sola”. La medida se suma a las denuncias de censura por parte del ministro Esteban Bullrich sobre los contenidos sobre el Bicentenario que fueron elaborados para su discusión en los colegios de la ciudad.

Saldada la inicial duda respecto del título de Clarín, gracias al aporte de Ricardo, no queda otra cosa que señalar que tanto Clarin como el Consudec mienten de manera descarada. Y la mentira quedará claramente expuesta no con los desmentidos que se puedan conocer en el día de hoy o mediante la lectura del post,  sino cuando las familias de esos chicos presenten sus certificados de escolaridad expedidos por esas escuelas y estos sean aceptados apra seguir cobrando la asignación.

Agregemos también, porque no es un dato menor, que Clarín tampoco le dedicó una sola línea a las decisiones de Bullrich, que son, en términos comparativos, mucho más condenables toda vez que pone en práctica una suerte de caza de brujas en el sistema educativo porteño, cercenando la posibilidad de discutir y debatir entre su alumnado temas de relevancia como el bicentenario o el contenido de libros que refieren a hechos históricos nacionales e internacionales que aportan sin dudas a la instrucción de los chicos, más allá de si se está o no de acuerdo con ellos o si poseen “tendencias gramscianas” para mencionar la preocupación de Bullrich.

Lo de Bullrich es una clara concepción macartista de la educación más cercana a las prácticas de la dictadura militar. Lo que denuncia el Consudec puede ser encuadrado en una defensa de intereses corporativos y no en una actitud discriminatoria deliberada por parte del gobierno nacional.

Me queda la sospecha entonces de que la tapa de Clarin de hoy bien puede ser una respuesta a la portada de Pagina de ayer, en la que se denuncia la complicidad del cardenal Bergoglio en la desaparición de sacerdotes durante el régimen criminal de los militares . Y de paso, el Caballo de Troya para seguir descalificando una medida de gobierno de carácter trascendental  como es la Asignación Universal por Hijo, ya que en esa nota la llega a calificar de oportunista y clientelar. Como siempre, les dejo los links de las noticias para que hagan ustedes sus propias comparaciones.

CLARIN DE HOY LUNES. http://www.clarin.com/diario/2010/04/19/elpais/p-02183943.htm

PAGINA 12 DE HOY LUNES: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-144153-2010-04-19.html

PAGINA 12 DE AYER DOMINGO. http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-144092-2010-04-18.html

La importancia de la comparación entre los contenidos de los medios es directamente proporcional a la posibilidad de comprender el papel que juegan hoy los medios de comunicación, asociados con los grandes centros de poder financiero internacional.

Es cierto. No se le puede pedir al ciudadano común que realice ese trabajo de manera habitual. No posee el tiempo necesario y además, es difícil que le importe demasiado. Bastante tiene con sus preocupaciones cotidianas. En cambio para nosotros, los periodistas, debiera ser en la medida de nuestras posibilidades, un ejercicio permanente. Casi como una obligación.

El lunes último, 12 de abril, La Nación puso como título principal en su portada, “Lavado de dinero: durísimo informe contra el gobierno”. Alude a un presunto informe de un organismo internacional en el que se atribuiría al gobierno su falta de voluntad para investigar el tema. (Ver en este mismo blog el post del lunes 12 de abril titulado “Clarín miente…y La Nación también)

Hoy, martes 13, Página 12  publica un artículo firmado por Eduardo Febbro, desde París, titulado “Revela el caso Clearstream y los buitres lo atacan”. Refiere el trabajo de un periodista francés que puso al descubierto el mayor escándalo de corrupción de la política francesa, en la que están involucrados el sistema financiero internacional y las principales corporaciones mediáticas locales e internacionales.

En el desarrollo del informe, Febbro refiere una frase dicha por el periodista Denis Robert que da escalofríos: “la relación de fuerzas entre el poder económico y los diarios se ha vuelto tan destructora que hay que estar loco o ser masoquista para lanzarse en investigaciones tan perturbadoras”.

Robert habla de la olla que destapó y las consecuencias de  su investigación, pero la frase, puesta en el contexto argentino, viene tan a cuento que es imposible desligarla de lo que ocurre en nuestro país. Y el ejemplo es muy claro: ¿Cuánto hace que nadie, NADIE, habla de la causa que investiga el presunto lavado de cifras millonarias en dólares por parte del grupo Clarín y su consecuente evasión impositiva? El caso había sido denunciado por un ex  empleado de  una importante corporación bancaria y financiera que trabajó en el asesoramiento a los Noble-Magnetto para poder evadir los impuestos y fugar los capitales de la Argentina. Tras un primer impacto mediático, nadie más volvió a hablar sobre el tema.

Resulta pues, interesante comparar ambas noticias, para poder comprender las intenciones de uno y otro medio. Para poder entender hasta donde se puede tensar la cuerda en pos de la construcción mediática alrededor del ocultamiento con fines espurios. Y, sobre todo, comprender que este verdadero juego de guerra (del que también habla Robert  en la nota que publica Página 12) no tiene solo a Francia o Europa en su conjunto como escenario sino que el teatro de operaciones se despliega en todo el planeta de acuerdo con las circunstancias.

Nota de Página 12: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-143807-2010-04-13.html

Nota de La Nación: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1253271