Posts etiquetados ‘Denuncias de espionaje’

Las repercusiones en torno de la difusión de los documentos reservados del gobierno norteamericano continuarán durante algunos días más. Quizás un par de semanas hasta que otro episodio resonante (que no trascendente por cierto) lo desplace a un segundo lugar.

Cada país continuará utilizando la información parcialmente difundida en función de sus propios intereses, sean los del gobierno de turno o contra este. Cada cable otrora secreto tendrá algún tipo de utilidad que le permitirá algún grado de espectacularidad transitorio por cierto.

Mientras tanto, no se ha podido observar hasta ahora ningún análisis que atine a echar un poco de luz sobre este episodio que, a medida que corren las horas, va mostrando sus lados más oscuros y que no por casualidad hasta ahora no han sido profundizados por los medios de comunicación en general.

Llama la atención, en primer lugar, la “coordinación” existente entre Wiki Leaks y el grupo de 5 diarios (cuatro de ellos europeos) para dar a conocer la información. Lo charlábamos anoche con Graciela, amiga y seguidora profunda de los temas relacionados con los medios de comunicación, y lo aborda de manera inteligente hoy el español Pascual Serrano en su artículo publicado en El Periódico de Catalunya. Recomiendo leerlo para observar cómo hace centro en la “cartelización“ de los medios a los que Wiki Leaks les proveyó el material y de qué manera estamos a merced de sus propias decisiones en materia de difusión, ya que solo podremos ver lo que ellos cinco decidan publicar.

En este sentido no son un dato menor las consultas que mantuvieron el New York Times y el Departamento de Estado, presuntamente para deliberar en torno de cuáles documentos “convenía” publicar y cuáles no, de qué manera abordarlos y los momentos en los que se debería concretar la publicación. ¿Cómo se comprende que el perjudicado y el perjudicador negocien semejante trato? ¿Acaso no nos están diciendo que la publicación de ese material constituye un golpe tremendo a la diplomacia norteamericana? A partir de ese planteo, ¿no hubiera sido más lógico que el Departamento de Estado hubiera evitado a toda costa la publicación de ninguno de esos documentos? Y como muy bien plantea Serrano en su artículo ¿Por qué ninguno de ellos está disponible en el portal de Wiki Leaks siendo que esa organización fue la que los “ventiló”?

El otro punto que hasta ahora no ha sido tomado en cuenta, tiene que ver con la elección de los medios a los que se les entregó el material y el contexto en el que ello ocurre. Desde luego, Julian Assange hace una valoración subjetiva respecto de esos medios a los que elije como “difusores” de información aparentemente sensible. Es tan subjetiva que puesto un grupo de periodistas y lectores de medios a discernir respecto de cuáles medios gozan de mayor o menor prestigio, las listas que surgirían serían bien disímiles entre sí. Lo que no debe ser pasado por alto es el momento elegido para el golpe: la crisis financiera que golpea de manera brutal a importantes economías europeas, los salvatajes bancarios que lanzaron los organismos de crédito internacionales y las crecientes y cada vez más violentas protestas que llevan adelante millones de europeos, directos afectados tanto por la crisis cuanto por las soluciones a las que se echa mano. Mientras Francia, Gran Bretaña, Grecia e Irlanda se precipitan por el tobogán de la debacle económica y social, España y Portugal penden de un hilo cada vez más delgado. Europa industrial, Europa fortaleza económica y financiera ve cómo arden en la hoguera de sus propias vanidades las bondades las bases del capitalismo más excelso que generó la ilusión de la bonanza sin límites. ¿Podemos pensar entonces que la publicación coordinada y parcial de los documentos busca, entre otros objetivos, eclipsar al menos por un instante, el estallido que hoy sacude al viejo continente?

Un tercer elemento ausente hasta ahora en los análisis es el cruzamiento de datos que tocan intereses contrapuestos y que generan escenarios más que conflictivos en el contenido de los cables difundidos hace un par de días. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, los vínculos del gobierno chino con Corea del Norte, el estado de guerra nunca concluido entre ésta y Corea del Sur, Rusia y su poderío económico y político en tanto proveedor mayoritario de gas al centro del continente europeo, Iran, su proyecto nuclear y los lazos con la Venezuela de Hugo Chávez, los cables que hablan de los presuntos reclamos a gobiernos sudamericanos (entre ellos el argentino) para aislar al gobierno venezolano y a la Bolivia de Evo Morales, todos países cruzados por la matriz energética no renovable y la lista sigue casi de modo interminable. Es cierto que solo tenemos a la vista una porción minúscula de los documentos en poder de Wiki Leaks y el cártel de medios que los difunde con cuentagotas. Pero mirada con detenimiento, esa pequeña porción nos permite trazar un mapa donde los intereses en juego se vinculan entre sí, a veces de manera clara y evidente. ¿Nos habilita esto a pensar en una suerte de operación, de jugada previamente elaborada y de la que Wiki Leaks forma parte de manera para nada inocente?

Hasta ahora no he visto en ningún medio una aproximación a estas alternativas que no pueden ser tomadas como exageradas o producto de una mente afiebrada, si se observa quiénes son sus protagonistas. Un poco más de tiempo para seguir mirando la evolución de este episodio no está de más siendo que las cosas van cambiando con bastante celeridad en este nuevo escenario planteado por apenas un país, un periodista que emplea la red para su promoción y cinco grandes diarios que controlan buena parte de la información mundial. No es poca cosa, no?

Anuncios

Suele ocurrir que algunos de los temas que los diarios publican en sus ediciones de fin de semana, en particular la de los días domingo, tenga luego una especie de repercusión o seguimiento durante la semana. Por ejemplo, muchas entrevistas a personajes de primer nivel suelen dar de comer al resto de los medios los días subsiguientes, hasta que aparece otra cosa que desvía la atención. Del mismo modo ocurre con informes, investigaciones o denuncias.

Pero claro, dependerá del medio que publique la novedad y de los intereses que esa novedad afecte, para que esta sea o no replicada en los demás medios, tanto gráficos cuanto radioeléctricos. Lo vive en carne propia por estos días Miradas al Sur el diario dominical que desde hace casi dos años salió para hacerse de un lugar en el mercado de los lectores de diarios.

En su última edición, Miradas publicó una investigación -que fue su titulo de tapa- que dejó al descubierto las manipulaciones que el grupo Clarín realiza en sus encuestas mediante la contratación de una agencia de comunicación que hace una especie de “tarea sucia” para direccionar los votos en esas encuestas hacia un resultado predeterminado así como el envío masivo de comentarios adversos al gobierno (o a todo aquello que este cerca de el) en los sitios online de los diarios y hasta con mensajes telefónicos a programas de radio.

Hasta hoy, jueves, no hubo ni un solo comentario acerca de esta denuncia en ningún medio gráfico ni radioeléctrico de alcance nacional, con la sola excepción del programa “6,7,8” en su emisión del lunes por la noche en Canal 7. Un silencio absoluto en torno de esa denuncia, publicada por un diario que sale solo los domingos y que apenas araña un porcentaje exiguo de las ventas que logran los dos principales diarios del país como Clarín y La Nación, con lo que su capacidad de llegada a la opinión pública es sumamente escasa.

Y este es el elemento que potencian los demás diarios. Al tratarse de una denuncia publicada por un diario de poco alcance (digamos aquí que esa poca llegada está promovida también por los monopolios informativos que boicotean su distribución y exhibición en puestos de diarios), la estrategia aplicada es ignorar su trascendencia o importancia. Evitando su repercusión, aunque sea para una tibia o falaz desmentida, se logra anular la posibilidad de mayor llegada o alcance.

Algo parecido pasa cada vez que Miradas o Página 12 publican información en torno de los graves problemas por los que atraviesa la administración de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires. Las escuchas telefónicas, la policía metropolitana, denuncias por sobreprecios en compras de vehículos, falta de atención a indigentes que viven y duermen en las calles, las patotas que desalojan con métodos dictatoriales a quienes viven debajo de puentes o autopistas. No solo no son replicadas por los demás diarios, sino que estos tampoco publican por iniciativa propia informaciones relacionadas con estos temas.

En sentido inverso, cuando alguno de los dos diarios de mayor tirada publica alguna denuncia o informe en contra del gobierno de turno, ya sea apuntando directa o indirectamente a el, el otro se suma inmediatamente para generar un mayor rebote, una mejor exposición del tema y, por supuesto, marcar la agenda periodística que dominará la semana.  Ejemplos sobran.

Link a la nota de Miradas al Sur: http://www.elargentino.com/nota-87999-medios-123-La-agencia-de-comunicacion-que-hace-el-trabajo-sucio-para-Clarin.html

Una de las noticias con las que los medios se haran el festín periodístico durante los próximos días, además del fallo de la  corte de La haya sobre el conflicto con Uruguay, es la del intruso en los pasillos del Ministerio de economía, detenido desde el viernes y el cruce entre  el diputado de Proyecto sur, Claudio Lozano y el ministro de Economía Amado Boudou

Según el diario que leas hoy, el villano puede ser el sospechoso detenido, que además es asesor de Lozano en temas económicos, o el propio ministro de Economía y, por carácter transitivo, todo el gobierno.

Es notable el recorte informativo que hacen algunos medios, principalmente Clarín y La Nación para poder, en el primer caso, respaldar plenamente los dichos de Lozano, que sostiene que la detención de un tal Roberto Larrosa es una operación montada por el gobierno en contra de Proyecto Sur, espacio político al que pertenece. En el caso de La Nación el recorte busca hacer un precario equilibrio entre ambas posturas en la que se advierte una clara inclinación hacia el legislador de centroizquierda.

Advertimos que estamos tomando las crónicas que los medios publican en sus sitios de internet que, como ya hemos dicho aquí mismo, anticipan en buena medida la manera en que presentarán las noticias en sus ediciones de papel, por lo cual no se esperan grandes cambios. (son las 00,40 del miércoles 21 de abril y las ediciones aun no salieron a la calle ni se  publican en la red).

Tanto Clarin cuanto La Nación encaran la noticia a partir de los dichos de Lozano, dejando en un segundo lugar las declaraciones posteriores del ministro Boudou que dio una conferencia de prensa poco después en la que refutó las expresiones de diputado, a quien acuso de mentiroso. Esta manera de jerarquizar las noticias plantea claramente el partido que toman frente al hecho.

Pero para ello deben recortar algunas de las afirmaciones de Boudou o evitar mencionar algunos datos importantes que están relacionados con la manera en que Larrosa ingresa al despacho de un funcionario, o las sospechas respecto de si esa persona iba a buscar o a “plantar” información, por mencionar solo algunos.

Es importante destacar el tratamiento de estos dos diarios porque son los de mayor lectura y en consecuencia los que consiguen un grado mayor de incidencia entre la opinión pública. Como ambos tienen una óptica muy similar (aunque sus formas no sean siempre las mismas) la corporación se garantiza una toma de partido muy clara ante un hecho que aun está lejos de haberse resuelto.

Dejo los links de las crónicas publicadas hasta esta hora en varios medios para que hagan sus propias lecturas acerca de cómo está siendo tratada esta información.

CLARIN: http://www.clarin.com/diario/2010/04/20/um/m-02184816.htm

LA NACION: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1256267

AMBITO FINANCIERO: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=518404

EL CRONISTA: http://www.cronista.com/notas/228646-intruso-economia boudou-le-pidio-lozano-que-no-mienta-mas

PAGINA 12: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-144250-2010-04-20.html

PERFIL: http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/20/noticia_0032.html

INFOBAE: http://www.infobae.com/general/512285-101450-0-Boudou-contra-Lozano-Esta-involucrado-el-robo-informacion