Posts etiquetados ‘Sensaciones inventadas’

Otro título mentiroso de La Nación. Un artículo, titulado “Casi un siglo de caída económica” me deja perplejo y me ratifica en la convicción de que no tienen límites para la construcción de relatos falsos. El articulista, un presunto profesor emérito de la Universidad de San Andrés, plantea una situación absolutamente recortada. Habla de los últimos 100 años de la Argentina en el marco del Bicentenario, pero lo hace en términos de calendario. Y soslaya lo que ocurre en el país desde hace 7 u 8 años, para poder afirmar que la Argentina sigue en caída en el plano económico.

Ambito Financiero dice que “la gente” espera una inflación para 2010 del 30,5 por ciento. Se basa en un sondeo de la Universidad Torcuato di Tella, pero no menciona la metodología, la cantidad de consultas ni el universo encuestado. Además, de la lectura de la información no hay un elemento certero que permita establecer de donde surge ese porcentaje. Por supuesto, ese concepto vago y absoluto de “la gente”, no encuentra anclaje en ningún tramo de la noticia. Y también, en el desarrollo, aparecen estimaciones que se ubican hasta 10 puntos porcentuales por debajo de la que sostiene el título. Una berretada impresentable.

http://www.ambito.com/noticia.asp?id=522516

Es notable la tapa de El Cronista. Sus títulos estan, en su mayoría, asociados a la crisis financiera en Europa, la evolución del euro contra el dólar y la cotización del dólar en el mercado local. Sin embargo, su director periodístico Fernando González centra su editorial del día en la figura de Moreno. Insólito (pero entendible por su postura antigobierno) en un diario que debería enfocar sus posturas editoriales en temas mucho más macro que la política doméstica. Además se preocupa por lo que costará ir a esquiar este invierno y un artículo de Manuel Solanet que insiste en volver al FMI para sanear la economía. http://www.cronista.com/contenidos/edicionimpresa.html

¿Y BAE?  ¿Sera que ve un país diferente?. Su portada hoy refleja cuestiones opuestas en temas económicos. ¿Se puede ver una realidad tan diferente, casi en las antípodas a veces, de la que ven otros diarios? Hay que mirar con detenimiento la portada de la edición de hoy para advertir esos cambios. Por ejemplo un artículo que esta en la vereda de enfrente al de Solanet en el Cronista, que sostiene reconsiderar la posibilidad de retornar a los mercados financieros internacionales. O una mirada diferente a las críticas de la UE a la decisión de frenar determinadas importaciones en el mercado interno. O que el ajuste llego a Brasil, donde se recortaron 5.600 millones de dólares en gasto social. Hasta se destaca el fuerte aumento de la venta de maquinarias agrícolas en el primer trimestre del año, algo que no aparece en otros diarios. Aquí esta el link a la tapa.

http://www.elargentino.com/Files/download.aspx?Id=78846.jpg&Width=700

De Clarín ni hablo porque a esta altura es perder el tiempo. De todos modos, los sofistas griegos, aquellos especialistas en la discusión semántica para ganarlas de cualquier manera y echando mano a cualquier recurso que les permitiera llegar a sus propias conclusiones y razonamientos, debieran estar agradecidos porque a lo largo de milenios, sus enseñanzas cosecharon alumnos excelentes.

Anuncios

Por segundo dia consecutivo Clarin elimina de su portada los presuntos negociados y coimas con Venezuela, y después de mucho tiempo pone como título central (en una edición dominical, nada menos!) una informacion internacional: la crisis financiera en Grecia y el plan con el que se pretende “rescatar” a ese país de la debacle. Hasta River vuelve a ocupar un espacio importante en la tapa de un diario por ganarle 3 a 0 a Racing.

Esta llamativa laxitud de la portada de Clarin se da en un día en el que Miradas al Sur publica un demoledor documento (uno más) sobre los estrechos vínculos del grupo con la última dictaura militar. Fotos, textos, archivos, publicaciones y testimonios de una alianza sangrienta que pone en jaque cada vez más ostensiblemente al monopolio de la corneta. No es casualidad.

Y otro tanto ocurre con La Nación, que tampoco vuelve a la carga con el tema Venezuela, lo cual en conjunto va demostrando que, como dice el dicho, la mentira tiene patas cortas. En cambio, porque no es que haya abandonado su pelea con el gobierno, le dedica la porción central de su primera plana a una arenga del cardenal Bergoglio llamando a votar contra la corrupción. Raro el discurso del cura con bonete ¿no? porque, que yo sepa, las elecciones no son hasta el 2011. Parece que ya está en campaña el hombre, preocupado quizas porque ve como a su principal aliado, Mauricio Macri, se le van quemando las naves de forma inevitable.

Hablando de macri, la tapa de Pagina 12 anticipa un extenso reportaje a Sergio Burnstein en el que va destruyendo uno a uno las argumentaciones de Macri en torno del affaire de las escuchas ilegales y el espionaje en el gobierno de la ciudad. Una duda que me queda a propósito de este tema: si las escuchas telefónicas son ilegales a menos que sean ordenadas por un juez en el marco de una causa, ¿porqué el papa de Mauri, Franco Macri, quien contrató a una empresa privada para que hiciera escuchas telefónicas sobre su yerno no está procesado si cometió un delito? Cuestión curiosa que no ha sido abordada hasta ahora por ningún medio ni por ningún juez.

Un mosaico interesante de tapas para este  domingo, luego de algunos fines de semana en los que los medios monopólicos saturaron a sus lectores con operaciones políticas variopintas y para todos los gustos.

Para el final una reflexión. La crisis financiera de Grecia arrasa con el país todo y amenaza con contagiar de modo irreversible a España, Portugal e Irlanda. Para “salvarlos” se vuelven a aplicar las mismas recetas cuyos efectos fueron sufridos, entre otros países, por el nuestro con la crisis de 2001. Las consecuencias pueden ser vistas en tiempo real por los canales de televisión y llenan las páginas de diarios y revistas, como para que nadie tenga chance de decir que no lo vio ni lo leyó. Ricardo Kirschbaun, Marcelo Bonelli, Eduardo van der Koy, Julio Blank, Joaquín Morales Solá, Carlos Pagni, Adrian Ventura, Mariano Grondona, Marcelo Longobardi, Edgardo Alfano (y siguen las firmas…) siguen proponiendo que la Argentina “debe retornar al mundo” mientras el modelo que defienden se cae inexorablemente a pedazos y, con ese reclamo, queda una vez más al descubierto para quien juegan, más allá de los que les pagan sus suculentos salarios.

Pero el que mejor lo explica, es Alfredo Zaiat en su columna económica de hoy en Página 12. (Para leerla hace click ACA).  Es una bocanada de aire fresco su lectura. Y quizas el mejor antídoto para los desvaríos que se siguen publicando, como el que aparece hoy en Clarin bajo el título de “Argentina, mal preparada para enfrentar la crisis”. Lo de Zaiat, altamente recomendable para despues de repasar lo anterior. El resto, para envolver las sobras de los tallarines del mediodía.

Cada día que pasa se hace más ostensible el ocultamiento de informaciones que por su contenido pueden desequilibrar las intenciones de los diarios más importantes de seguir generando un escenario de caos e incertidumbre donde no lo hay. No voy a repasar o comparar las tapas de los diarios porque seguramente ya las habrás visto durante la mañana. Sí en cambio, prefiero hacer un repaso por aquellas informaciones que no figuran  prácticamente en ninguno de los 5 diarios de mayor lectura a nivel nacional.

Frente a la crisis monumental que sacude a Europa y que tiene por protagonistas a Grecia y, en menor medida, España, ningún diario destacó las expresiones de la presidenta Cristina Fernández, quien ayer durante un acto en Lanus, reiteró  el error de las organismos internacionales de crédito que siguen planteando las mismas recetas para “salvar a Grecia del abismo”, y que fueron las que la llevaron al desastre, tal como ocurrió en nuestro país en la crisis del 2001. Destacar esas manifestaciones no es un hecho funcional a los intereses que defienden y en cambio prefieren replicar sin hesitar los informes del FMI o hacerse eco de manera inmediata de sus presuntos reclamos y opiniones sobre la evolución de la economía mundial, en su mayoría desacertados. Ni se les ocurre admitir que mientras Europa se desliza por la pendiente, América latina y Argentina en particular, logra sobrellevar el temporal con éxito y tranquilidad.

Ayer se confirmó que dos consultoras económicas que suelen hacer cálculos y estimaciones en torno de la inflación en la Argentina, rechazaron participar de un debate público y técnico con el INDEC para demostrar sobre que bases realizan sus informes, que son tan apreciados por el establishment económico. El propio titular del INDEC dijo que una de esas consultoras que eligió no discutir es la archiconocida FIEL (Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas) . El único diario que publica las declaraciones de Itzcovich es BAE en su edición de hoy. Otros diarios además de ignorarlas siguen arrojando filosas dagas sobre el organismo.

Tampoco hay referencias hoy a las denuncias provenientes de la AFIP sobre la triangulación de exportaciones que genera un elevado costo fiscal al estado argentino. Las denuncias apuntan a maniobras con las facturaciones que provocan un ingreso sensiblemente menor de divisas en relación con valor declarado en la exportación, fundamentalmente de productos agropecuarios.

Menos aún se destaca el incremento superior al 50 por ciento de la producción de automóviles en el mes de abril. Lo dice ADEFA (la asociación de fabricantes) no el INDEC. Ni que tampoco FIAT, la que maneja el impresentable de Cristiano Ratazzi esta a punto de reinstaurar el segundo turno de producción, lo que generará mas puestos de trabajo y mejoras salariales a sus trabajadores.

Tampoco importa que ayer haya quedada inaugurado en Lanus  la nueva aula magna de la universidad local y que, en ese marco, la presidenta haya anunciado la próxima creación de una agencia de validación de títulos universitarios en el marco de la  UNASUR junto al presidente de Ecuador, Rafael Correa, un verdadero acto de integración continental.

Hoy Clarín está preocupado porque muchos niños de 5 años no fueron vacunados contra la gripe A con la vacuna monovalente que el estado entrega absolutamente gratis, porque los pediatras recomiendan aplicarse la trivalente  que debe ser recetada y comprada a un elevado costo en las farmacias. En cambio omite decir que el Ministerio de Salud confirmó el martes que en la Argentina hay en disponibilidad 10,5 millones de dosis para vacunar a toda la población en riesgo, de manera gratuita en todo el país.

Los diarios son una pléyade de noticias que, aún con su importancia, no reflejan en país real (presidenta dixit). Macri y sus acusaciones desesperadas, las denuncias sobre presuntas coimas por negocios con Venezuela, polémicas sobre si Kirchner debe dejar su banca porque fue elegido como titular de la UNASUR, preocupación por que el senado aprobó el uso de reservas para pagar deuda, hincapié en que un empresario detenido por la mafia de medicamentos aportó fondos para la campaña de Cristina (el delito no es ese sino ser aparentemente integrante de una banda relacionada con el tráfico de medicamentos), noticias policiales y de violencia, negocios privados que buscan ser endilgados a maniobras del gobierno para favorecer a supuestos empresarios amigos, el rating y los culos de Tinelli. Todo esto compone las portadas de los diarios. Esta es la información que consumimos desde que nos levantamos y que es replicada durante todo el día en canales de TV y emisoras de radio.  Y después, desde esos mismos medios, se nos quiere hablar y enseñar sobre libertad de prensa y expresión. Un verdadero despropósito.

No es novedad que la mayoría de los medios de comunicación gráficos y radioeléctricos insisten en sus discursos cotidianos con atribuirle al gobierno una práctica política y hasta discursiva que, en sus ópticas, genera crispación y altera el órden republicano y democrático en la Argentina.

Sin embargo habría que detenerse un buen rato para analizar el contenido discursivo de esos medios y reparar en el empleo de términos que estan muy lejos de convertirse en el bálsamo que ellos mismo reclaman. Si bien el campo de análisis es amplísimo, tomemos un ejemplo particular y que tiene hoy miércoles una gran repercusión mediática. Se trata del reclamo formulado al gobierno, por parte de un  grupo de periodistas que apareció expuesto en un afiche sin firma, para que frene lo que han definido como “ataque sistemático a la prensa independiente y la libertad de expresión”. Lo hacen,  claro está,  partiendo de la base de que los presuntos ataques provienen desde el propio Poder Ejecutivo. Y exigen además que intervenga para que no se concrete un juicio público anunciado por las Madres de Plaza de Mayo que se concretará mañana por la tarde en una de sus habituales rondas de los jueves y que solamente tendrá un carácter simbólico.

Un repaso por los sitios de internet de muchos de esos medios, nos permite ver el empleo de términos tales como “juicio popular”, “linchamiento público de periodistas”, “agresiones a periodistas”,  “escraches a periodistas” y hasta un artículo de opinión tildando a Gabriel Mariotto de “capo de la barra”. Todo esto publicado en grandes tipografías en la mayoría de los casos. Aqui estan los links para que lo comprueben:

Clarín:  http://www.clarin.com/diario/2010/04/28/um/m-02188825.htm

Perfil:  http://www.perfil.com/

Crítica Digital:  http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=41292

La Nación:  http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1259131

Ambito Financiero:  http://www.ambito.com/noticia.asp?id=519677

Cronista:  http://www.cronista.com/notas/229633-desde-el-senado-piden-que-cristina-impida-el-juicio-popular-periodistas

Nota de opinión de Edy Zunino en Perfil:  http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/25/noticia_0004.html

Infobae:  http://www.infobae.com/politica/513666-101275-0-La-Iglesia-repudio-los-ataques-periodistas-Es-fundamental-respetar-la-libre-expresion

Ahora, una vez repasados de manera rápida los titulos y los contenidos de las noticias incluídas en estos enlaces, uno puede suponer sin temor a equivocarse, que el empleo de lenguaje ofensivo o descalificador  no es ni “crispador” ni atenta contra instituciones o investiduras si lo emplean esos medios. Pero si lo hace el gobierno (en el supuesto de que lo haga, porque hasta ahora no tengo evidencias) sí lo es.

Finalmente propongo releer la nota de opinión que firma hoy en Página 12 (y ayer en BAE) Ricardo Forster a propósito de este mismo tema, como para tener una mirada un poco más académica y fundamentada y poder así sacar las conclusiones que consideren más acertadas.